Publicado el 1 comentario

El rey Chincol Antipoemario

El rey Chincol
Poemario

El rey chincol; el chincol más valiente de la nación…

 

 

Última fiesta de cumpleaños

Camino por la tierra de los pensamientos
como un pensamiento más,
pasajero de un tránsito fantasmagórico
que navega por finas aguas blancas,
me llevan por un túnel muy oscuro
hasta salir en otro hemisferio

Me están esperando mis padres y abuelos
jóvenes modelos fantasmas.
Me saludan con una gran sonrisa y un abrazo
de año nuevo

Compartimos en una larga mesa de madera transparente
símbolo de un reencuentro familiar
Tomamos las copas de vino insípido
y brindamos al invisible aire blanquecino

¡Por la siguiente vida que nos toque cerca otra vez!

Me retiro lento hacia el infinito, hondo pozo
de humo blanco
Y me acuerdo de mis hijos
como bailaron en mi cumpleaños
al ritmo
de una mágica canción.

Es tan corta la vida y tan pequeños nosotros
que no sabemos donde estamos

 

 

 

A: la señora Inés Sepulveda

Corazón rojo como sus labios
mezcla de rubí entre olas blancas
marcan su hermoso rostro con tinta negra.
Cubierto por un abismo hondo
de rocas perfectas

Es la idea su máxima creación,
música elegante para mis oídos.

Es su ropaje pintura extravagante
lo que caracteriza su voz.

Sus dedos aterciopelados, palillos
de seda
tejen en silencio el sonido del amor.

Y su enorme sombrero, techo
de mi cálido hogar

Queda para siempre incrustado
en mi profundo dolor.

 

 

 

A Luis Hernan Carmona compañero

Profunda es su historia
marchita de dolor
hombre de gran pasión.

Resultó primero en eternas carreras
deporte de dioses.

Cruzó el océano nadando en solitario,
entre aguas turbulentas congeladas
venció al contrincante sin oposición

Se lanzó a la vida en un pueblo llamado Angol
y murió como un rey santo,
en sus manos el perdón

Conoció muchas tierras, campos
de arduo entrenamiento.
En su caballo galopaba muy fuerte
como el viento

Nos brindó su apellido, sagrado
reencuentro de antaño,
entre sus memorias un padre
mal portado

Ganó el mayor premio que puede existir
una enorme familia que acompañase
a pesar de los problemas
cotidianos.

Nos regaló arte deporte y política
en su genial cabeza reside
el don de nuestra vida.

 

 

 

De mi cabeza a tus pies

Eres el nieto de mi padre, león
de Judá .

Tus mágicos ojos verdes
son lo único que quiero,
hijo mío te extraño desde tu nacimiento.

Te conocí muy tarde, no me explico
donde estaba
mientras tu llorabas en una cuna calentito

Me conociste de grande, por ti
me hice el más gigante
Mis pasos son enormes huellas en el suelo

Eres mi único hijo que no tengo a mi lado
cuando me despierto en la mañana
para hacer mi humilde trabajo.

Te amo con mi alma, Joaquín Paccini
Eres un pequeño dios
oculto entre rizos negros

Conocerás tu fortaleza en tu juventud,
cálido prisma de colores

Escribes como tu padre pero más
inteligente; y memorizas todo
lo que lees en silencio

Eres mi máxima respuesta a este mundo
enredado,
solo nos queda ser amigos hermanos.
Aunque sea tu padre el que te castigue
te aliento en secreto

Quiero que seas un rey muy humilde.

 

 

 

La misión saber escuchar mejor q antes para poder crear melodías supremas y potentes

El silencio es La guía
Mi misión enseñarte…

quieres saber Como aprender
a mejorar musicalmente..

Escucha el corazón del Silencio..
como champagne d Francia..

y Llegarás donde Tienes q estar.

Compartiendo en soledad

 

 

El pequeño rey Chincol

El rey de los chincoles
volaba libremente
de picada a la muerte

Entonando una canción
kamikaze.

Su objetivo envenenar a las poderosas
águilas, fieras del aire.

El cielo cancha celeste de pasto,
escuchaba el canto
del rey Chincol.

Tengo mucha tristeza
he comido cicuta,
la guardo en mi interior…

Una trampa muy inteligente
el pajarito había
planeado.

Mataré a los malditos depredadores
que en una nublada montaña
aniquilaron a mi familia

¡Entregando el pecho al destino!
Destrozaron en finos pedazos
el cuerpo del valiente
rey Chincol.

 

 

Martillando recuerdos chilenos irlandeses

Mi nombre es Carmitus
corazón d martillo…
ando escribiendo siempre..
escondido como duende irlandés..

Cacé al maldito duende irlandés
d un martillazo d lejos..
lo pillé medio medio

pobre quedó hecho papillas
pareciera q lo hubieran
triturado con 1 mortero
a lo chancho n piedra

por suerte soy el mejor
con el Martillo obrero
siempre positivo

 

 

 

Fin

 

 

Luis_Hernan_Carmona

 

 

 

 

1 comentario en “El rey Chincol Antipoemario

  1. De mi cabeza a tus pies, lindo poema

Deja un comentario